La marca Jo Casal, es una marca personal que nace en 2015, con una impronta particular para ese momento, hacer diseños LIBRES DE CRUELDAD ANIMAL.

 

La historia comienza así:

 

Me vine a Buenos Aires en el año 2009, después de haber estudiado Recursos Humanos y Diseño de Moda en General Roca, Rio Negro - "La Patagonia -Argentina" así que sí, soy bien patagónica!

 

Venía especialmente a la ciudad Capital, a estudiar diseño de calzado.

Estudie diseño, modelaje, hasta una tecnicatura especializada en la industria y producción de calzado y termine pasando, por cada uno de los puestos de trabajo, que conformaban la construcción de los zapatos. Y cuando digo por todos los puestos, es por todos: diseño, modelaje, corte, armado artesanal e industrial, empaque, hasta el asesoramiento a clientes y ventas.

Para terminar dirigiendo varios departamentos de desarrollo de producto, para importantes marcas Argentinas. Asi que sí, tengo mucha experiencia en el rubro, y no solo en losprocesos, sino también en las composiciones de los insumos, ya que ambos van de la mano.

 

Trabaje mucho, muchas horas, incluso domingos y feriados, para ahorrar dinero. Porque en el fondo siempre tuve las ganas de tener mi marca propia, pero hasta ahí, no lo veía con claridad.

Hasta que un buen día, vino una pregunta a mi cabeza:

¿Por qué estaba usando zapatos de cuero cuando yo, en ese momento era vegetariana? y no era una vegetariana reciente, había dejado de comer a nuestros amigos en el 2010, 4 años antes.

Mi respuesta fue: pasan tantas cosas, que simplemente la vorágine del día a día, no nos deja parar y pensar o simplemente ver, que pasa con nuestras vidas. 

¿Que es lo que estamos haciendo y porque?

Y sin pensarlo ni un momento más, puse mis manos y mi cabeza en acción para diseñar mis primeras zapatillas veganas "las estrella crooc" las ame y gustaron y mucho lo cual me dio mucho animo para seguir trabajando y empezar a construir la marca.

 

Y como a todos los que elegimos el camino del vegetarianismo, o veganismo, o simplemete un camino, que no es el socialmete impuesto, costo.

No fue fácil, explicar que no había componentes de origen animal y que de ninguna manera volvería  a usar cuero, cuando yo ya había trabajado con el anteriormente.

 

No fue facíl producir y que los talleres respetaran de igual modo mis zapatos, que solo por hecho de no tener vinculada una muerte en sus insumos o componentes, para ellos valian menos. 

¿Que loco no? 

Por eso tambíen, en mis inicios, tuve que hacerlos sola, de principio a fin.

Pero igualmente insistí, en que eran zapatos de diseño, con la única diferencia de que no tenían cuero ni ningun componente de origen animal y había que trabajar con el mismo respeto!

 

Tampoco fue fácíl siendo mujer.

Por qué, por más que tuviera muchísimo conocimiento, inclusó más, que la mayoría los hombres del rubro, ellos no reaccionaban bien a mis pedidos y menos aún cuando trataba de explicarles como, habian alternativas iguales o mejores, para hacer el trabajo y de esa manera mejorar los procesos y las producciones, libres de crueldad.

Fue y es, un trabajo arduo.

Perdí muchas producciones la verdad y con cada una fueron lagrimas, porque le ponía todo de mí y al mismo tiempo no podía esperar lo mismo del resto, y de todas maneras insistí, eduque, enseñe y persistí a veces firme, como pude y aun cuesta, pero se que es un cambio que hay que hacer y trabajar por el.

 

Y hoy en día, decido dejar las producciones grandes y enfocarme en las pequeñas y de calidad, porque adémas, mi compromiso de cara al futuro es, contribuir con el declive de las producciones fast fashion, para así, ayudar con mi marca, a la construcción de un mundo mas justo, sano y respetuoso, con nosotros, con otros seres y en especial con el planeta.

Creo que es una deuda, que tenemos como humanidad y voy aportar aunque sea con mi pequeño grano de arena, a subsanarla, con los dones y habilidades que se me han otorgado.

No se donde me llevara el camino, pero me gusta la idea de seguir construyendo mi historia, que sea para el bien y siento y creo  que así será.